EL BLOG NO ESTÁ ACTIVO HASTA NUEVA COMUNICACIÓN

VOLVERÉ, NO SE CUANDO

PERDONA LAS MOLESTIAS =)

martes, 16 de abril de 2013

Rosquillas caseras de la abuela Feli

Ains... me he emocionado. Os traigo una de las recetas más importantes para mi. La quiero compartir con todos vosotros. Son las rosquillas de mi abuela Feli. Me trae muy buenos recuerdos de cuando era pequeña y todas esas tardes que me he tirado encerrada en la cocina ayudándola.

Os la dedico a todos los que me seguís y en especial a mi abuela Feli que la quiero mucho. Por todos esos buenos ratos que hemos pasado juntas y que ahora echo de menos. Es que nos separan unos kilómetros y porque tienes azúcar ahora... sino volvíamos a las andadas.



Ingredientes:

  • 3 huevos
  • zumo de 1 naranja ó 1 cáscara y 1/2 (de las de huevo) de leche
  • 1 cucharada de anís en grano
  • 1 taza y 1/2 (de las de café) de aceite de oliva
  • 3 tazas (de las de café) de azúcar blanco
  • harina (Usaremos la que nos admita la masa, aprox 850-900 gr)
  • 1 cucharadita de bicarbonato (Yo para probar esta vez eché 2 sobres de Gasificante)
  • 1 pizca de sal
Para freír después necesitaremos abundante aceite de girasol, azúcar unos 100 gr y canela molida al gusto.

Preparación:
  • Aquí os enseño tanto la taza que uso, como el gasificante (pack de 2 sobres de la foto) para que lo veáis. Como uso 2 sobres, me referiré a 2 pack como los de la foto. Aclarado?? Bien =)

  • Lo primero de todo es poner unas 2 cucharadas de aceite en la sartén y la cucharada de anises en grano. Vamos a tostarlos para que suelten su sabor y olor, tener cuidado de que el aceite no esté muy caliente, retiramos del fuego para que se enfríen una vez doraditos.


  • En un bol ponemos los 3 huevos y el zumo de la naranja (o leche), batimos bien.

  • A continuación agregamos el azúcar, la taza y 1/2 de aceite, la pizca de sal y los anises ya fríos a la mezcla. Removemos con ayuda de un amasador eléctrico. Lo podéis hacer a mano, pero os recomiendo tener uno a mano si no queréis sufrir cuando llegue el turno de la harina =).

  • Con la mezcla ya lista, vertemos ahora los 4 sobres de gasificante (en mi caso 2 blancos y 2 morados) y removemos de nuevo.

  • Aquí está el truco de la masa. No podéis pasaros de harina, porque sino la masa se os secará demasiado y las rosquillas no saldrán. Es muy fácil, ir incorporando harina poco a poco (son unos 850-900 gr aprox) para los ingredientes que he puesto. Iréis viendo que la masa se vuelve más espesa y dura. Llegará un momento que a la amasadora le cueste enormemente y procederemos a usar las manos. Importante la masa aún se tiene que llegar a pegar en las manos, que esté pegajosa.




  • Pasamos a trabajar la masa, la sacamos del bol, espolvoreamos harina encima de la mesa de trabajo y amasamos poco a poco bien trabajada. Iremos agregando más harina, muy poco a poco hasta que la masa no se nos pegue en los dedos y siga con  textura pegajosa a la vez.


  • Dejamos reposar la masa, tapada con un film para que no se seque y vamos preparando las siguientes cosas:

  1. Abundante aceite de girasol en una sartén honda y lo vamos calentando mientras.
  2. 1 plato con papel absorbente para el exceso de grasa.
  3. 1 bol más pequeño con el azúcar y la canela que queramos al gusto (a mi me gusta el azúcar bien acanelado)
  4. unas pinzas para dar la vuelta a las rosquillas y no quemarnos al darles el azúcar.
  5. Un taper, una lata o un recipiente que tengáis grande en casa para ir depositando las rosquillas, tiene que llevar tapa, para que se conserven blanditas unos días.
  6. Si podéis agenciaros a un ayudante en la cocina mejor que mejor, jajaja porque necesitaréis manos (yo ya estoy acostumbrada)
  • Bien! ahora que el aceite está casi caliente, iremos preparando la masa. La sacamos del bol, la amasamos un poco de nuevo y empezamos a hacer bolitas (como albóndigas, un pelín más pequeñas), os aconsejo no hacer todas las bolas antes, porque así no se pegarán entre ellas.

  • Ahora cogemos 2 bolas, las juntamos como en la foto, las aplastamos un poco, metemos el dedo por el centro de las 2 atravesándolas y con ayuda de las 2 manos agrandamos el círculo un poco más. Ver fotos. 



  • Freímos las rosquillas. No pongáis el aceite muy fuerte, porque se os harán muy rápido por fuera y por dentro se os quedarán crudas. Para ello os aconsejo fuego más bajo como medio-alto y tenerlas hasta que se doren bien por un lado, y luego el otro lado y  NO quemarlas ,eh? jajaja

  • Sacamos, escurrimos en el papel absorbente y enseguida las untamos en el azúcar con canela  para que se pegue bien.


  • Ir guardándolas en el recipiente, una vez se hayan enfriado del todo..... tapar y listo!!



Disfrutarlas, porque están de vicio.

BON APPÉTIT !!!


10 comentarios:

  1. Con lo que me gustan a mi las rosquillas caseras¡¡¡¡¡Qué buenas.

    ResponderEliminar
  2. Qué ricas! es que caseras siempre son deliciosas!!! un besote

    ResponderEliminar
  3. No hay nada como las recetas familiares, esas que al cerrar los ojos te llevan a momentos vividos, verdad?? Y estas rosquilliras tienen una pinta deliciosa! Me guardo la receta para hacerla pronto!! :)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Que rosquillas!!!! se ven tan buenas, me encantan.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las rosquillas y las tuyas tienen una pinta...qué pena que no pueda comerlas. Aunque con harina de centeno y leche se soja...se puede probar. Elena y yo hemos probado ya muchas recetas sustituyendo ingredientes y hasta salen buenas!! Veo que estas superactiva estos días con el blog así me gusta :-)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Vaya pinta que tienen esas rosquillas !!!!!! Tienen que estar de vicio....

    ResponderEliminar
  7. Hola, te acabo de leer en el foro de Isasaweis.. y para aquí me he venido.. pues creo que tienen que estar bien ricas.. me quedo por aquí porque tienes unas recetas muy buenas y explicas fenomenal el paso a paso.. felicidades..

    Un saludo desde Gijón

    ResponderEliminar
  8. Leti que entrada mas emotiva, y que rosquillas con tan buen aspecto, ahora mismo me tomaba una, así a medida mañana. Con tu permiso me la llevo. Me ha encantado el paso a paso donde se ve la textura de la masa. Bss y ya me tienes de seguidora. Sigo por aquí ojenado las recetas.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Virginia, jajaja pero no!! siento decirte que no soy Vasca. Aunque un trocito de mi corazón es de allí en cierta forma. Lo dices por mi nick de kaixolety,no? Tiene su historia.
      Cuando yo era más pequeña con 15 años más o menos, yo me carteaba con chavales de mi edad y llegué a hacerme un grupito muy majo en Irún. Desde entonces me cree este nick que siempre está libre y en cierta forma es por recordar mis hobbies juveniles. Aun después de muchos años seguimos siendo amigos, aunque no nos veamos a diaría. Yo soy Madrileña =) y actualmente vivo en Buñol (Valencia).
      Si te pasas por aquí estás invitada!

      Un besote y bienvenida

      Eliminar
  9. Me necantan las rosquillas y estas te han salido genial!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog.
Cada palabra es recibida con muchísimo cariño. Es un detalle que dediquéis un mínimo de vuestro tiempo... que es tan valioso, a visitarme y ha dejarme un poquito de vosotros.
Intento contestar a todos los comentarios, al menos lo intento. Leo cada uno de ellos y a veces me emociono, para mi es una satisfacción enorme y un honor poder compartir con vosotros,lo que mejor se me da, la cocina.
Un beso y un abrazo enorme a cada uno de vosotros.

FACEBOOK

GOOGLE+

SEGUIDORES